Ricardo Simán es reconocido con la Orden FECAMCO

La Federación de Cámaras de Comercio del Istmo Centroamericano (FECAMCO) entregó su máximo galardón honorífico, la Orden FECAMCO, al empresario salvadoreño Ricardo Simán, en reconocimiento a su aporte al desarrollo y a la integración económica de la región centroamericana.

La ceremonia de entrega del prestigioso premio regional tuvo lugar el jueves 9 de enero, en el hotel Crowne Plaza San Salvador, y a la misma asistieron directivos de la FECAMCO y empresarios locales. La presea fue entregada por Raúl Delvalle, presidente de la gremial regional.

La Orden FECAMCO es un reconocimiento a aquellos empresarios que se destacan por la puesta en marcha de estrategias de innovación, de mejora de la calidad, de ejemplo de responsabilidad social empresarial e impulso de iniciativas en beneficio del libre comercio y la integración económica de la región.

La Orden FECAMCO ha sido entregada en cuatro ocasiones:

  • En 2004 al empresario hondureño Schucry Kafie, de la empresa LACTHOSA Sula.
  • En 2011 al empresario hondureño José Mourra de la empresa Venadito.
  • En 2011 al costarricense Julio Ugarte, expresidente de la Cámara de Comercio de Costa Rica.
  • En 2012, al empresario nicaragüense Ramiro Ortiz, presidente del Grupo Promérica.

“Ahora me siento orgulloso de encontrarme aquí, con ustedes, como centroamericano, para otorgar tan importante galardón a un gran empresario: el señor Ricardo Simán, quien es el primer salvadoreño en recibir la Orden FECAMCO”

, declaró Raúl Delvalle, presidente de la gremial.

Por su parte, Luis Cardenal, presidente de la CCIES, destacó el aporte que el reconocido empresario ha dado al desarrollo económico y social del país, así como su significativa obra social.

Ricardo ha dedicado gran parte de su vida a practicar, promover y defender los ideales de la libre empresa, al mismo tiempo que ha sabido dirigir con éxito los negocios familiares y brindar amparo y apoyo a los más necesitados de nuestros hermanos salvadoreños

, dijo el presidente de la CCIES.

Ricardo Simán inició su trayectoria empresarial en la década de los setenta. A principios de los años 80 ingresó a la Cámara de Comercio e Industria como miembro del Comité de Comercio, en donde se destacó como defensor del sistema de libre empresa y un visionario emprendedor de proyectos gremiales. En 1985 fue elegido vicepresidente de esta gremial.

Siendo vicepresidente de la Cámara, Ricardo fue participó en la organización del histórico paro empresarial del 22 de enero de 1987 que ayudó a frenar la estatización de la economía, emprendida por el gobierno de turno.

En febrero de 1989, Simán asumió la presidencia de la Cámara, desde donde lideró las transformaciones que el país necesitaba para salir de la postración económica y social en la que se encontraba.

En 1991, el galardonado pasó a ocupar otros cargos en los sectores público y privado, pero retornó a la Junta Directiva de la Cámara en 1994, como vicepresidente, y luego, en 1995, accedió de nuevo a la presidencia de la gremial.

Posteriormente, y guiado por su afán de servicio, Ricardo Simán asume la Presidencia de la Asociación Nacional de la Empresa Privada (ANEP) desde donde impulsó muchos proyectos entre los que destaca el Encuentro Nacional de la Empresa Privada (ENADE) convertido hoy en el foro empresarial por excelencia del país que propone a los gobiernos medidas serias de solución a los grandes problemas nacionales.

Todos sus esfuerzos gremiales le fueron reconocidos al otorgarle la ANEP el Premio Dr. José Antonio Rodríguez Porth, supremo galardón de la Cúpula Empresarial salvadoreña, creado para honrar la memoria de un inclaudicable defensor de la Libre Empresa, quien fue asesinado en 1992 por un comando terrorista. Posteriormente, en 2022, la Cámara le otorgó su máximo galardón honorífico, la Palma de Oro, en reconocimiento a sus excelentes aportes como generador de empleo y desarrollo para el país.

Ricardo Simán también ha liderado importantes iniciativas sociales. Tras la destrucción ocasionada por el huracán Mitch, en 1998, a iniciativa de él se organizó una masiva recolección de ayuda humanitaria para enfrentar la emergencia de los miles de salvadoreños que resultaron damnificados por la tormenta.

Igualmente, cuando en el 2001 el país fue golpeado por dos terremotos sucesivos, Simán ayudó a organizar el Comité Nacional de Solidaridad (CONASOL) que canalizó una significativa ayud|a económica y material para los damnificados de los terremotos. Posteriormente participó en el programa Techo Para un Hermano, que dotó de vivienda permanente a cientos de familias que habían perdido su hogar a raíz de los sismos.

Actualmente, Ricardo Simán es presidente de Alsicorp Holding Almacenes Simán S.A. de C.V., con presencia en El Salvador, Costa Rica, Guatemala y Nicaragua.